jueves, 26 de mayo de 2016

Cuando el CAMBIO no es tal CAMBIO.

POR MARIA LAURA VIOTTI RECIBIMOS Y PUBLICAMOS

Mi nombre es Maria Laura Viotti, siempre pinamarense. Desde el año 1988 (y antes aun) mi familia le ha dado trabajo a muchas familias, con nuestros altos y bajos, somos buenas personas, derechas, honestas, nunca le robamos a nadie, jamás pedimos prestado, menos aun si no podíamos devolverlo. Desde que tengo uso de razón, siempre trabaje con la familia, a pulmón, los que nos conocen saben que somos “buena gente”. Pase mi adolescencia trabajando todos los veranos con la familia luego haciéndome cargo desde 1999, hoy con 40 años, y desde los 12 en el mismo lugar trabajando, en el balneario, he visto pasar miles de personas, hoy clientes ya con hijos, y que en la década del 90 eran niños. Hoy los veo venir con sus hijos. He tenido siempre la suerte de tener una clientela que conservo con el paso de los años, por suerte. He visto pasar gobiernos, gente de turno, manejos políticos, y demás cuestiones, que todos en Pinamar sabemos. 

Lo que siempre me caracterizo es que nunca hice “negociados”, jamás tuve que pagar “favores políticos”, no le debo ni le debí nada a nadie por el negocio que lícitamente gané. Las sucesivas prórrogas que hubo en la playa desde 2009 hacia adelante no fue por mi responsabilidad, por más que algunos concejales digan que los concesionarios de playa tuvimos mucho que ver. La realidad es que a particulares como Cocodrilo, CR, entre otros (políticos dueños de balnearios con testaferros, pero todos sabíamos quienes eran los dueños) se encargaban de que nunca se  hiciera la adjudicación de la nueva licitación porque sencillamente no les convenía. Nunca me senté en una mesa a negociar absolutamente nada, siempre cumplí con mis obligaciones, pagué mis impuestos, mis cánones, los sueldos, jamás deje a nadie sin cobrar luego de cada temporada. Todas las cuestiones, gremiales, sindicales, presiones impositivas, municipales, etc. etc. las transite en los mecanismos legales y administrativos que corresponden. Luego de ¡6 años de espera! en Septiembre de 2015 pude firmar mi adjudicación, en ese momento (intendencia de Elizalde) la muy buena gestión (a mi entender) de María Celeste Siccardi nos fue guiando en el maravilloso camino de renovar el Frente Marítimo, hasta Diciembre de 2015 siempre se nos comunicó, y en concordancia con el OPDS y la Ordenanza 4442/14, que las obras (al menos de Zona Norte) serían en abril 2017, prueba de ello es que la habilitación que se me otorgara en ese momento vencía en abril de 2017, es decir que si uno no hacia la obra sencillamente no podía seguir, y era lo correcto. 

En Diciembre de 2015, asume el nuevo Gobierno de Martín Yeza, lo que un principio parecía una mesa de “dialogo” se fue tornando en una especie de “chavismo”, “autoritarismo”, “conveniencias políticas”, falta de respeto, y un sin fin de situaciones, que llevó a varios concesionarios a tener que vender sus concesiones prácticamente regaladas antes las presiones y cambios de normativas y direcciones, luego de años de lucha y trabajo, a otros a endeudarse, para poder encarar obras que se suponían, al menos en zona norte, debían ser en 2017. Desde el gobierno de cambiemos a nivel local, no se escuchó al concesionario que tenía una situación particular. No todos, como lo dije en su momento, tenemos actividades paralelas que nos permitan solventar una obra que se suponía debía ser el año entrante, además de la enorme inflación, de la pésima temporada pasada, de los juicios laborales (premeditados de ciertos sectores sindicales) que no hizo posible que se contara con el totalidad del capital para una obra, capital que si se iba a terminar de completar durante este año para luego construir tal se había planeado en 2017. El Sr. Intendente, está más preocupado por salir en los medios, en las fotos, por decir “yo lo hice” sin medir las consecuencias, o con el simple dialogo, que como intendente debería tener con el ciudadano. Los ejemplos que pone de que se puede hacer la obra son ejemplos como Terrazas (que todos sabemos el importante grupo económico que lo lidera), Cocodrilo, Posta Norte, los balnearios de Cariló, estos ejemplos de obras que “si” se pueden hacer en 7 meses son de personas que tienen otras actividades, y que en muchos casos se pagan sus negocios con la demolición que ellos mismos hacen, a través de sus empresas, de otros balnearios. Cariló con temporadas buenas o malas, siempre trabaja bien, ya que no hay treinta y pico de balnearios con los cuales deben competir ¿no? Es mi opinión.

Particularmente, nunca imagine esta situación , tener que escuchar a concejales como Taurizano decir “el que no haga la obra que se vaya”. ¿Qué sabe ella de m historia? ¿La de mi familia? ¿Sabe acaso ella si yo tengo otro ingreso? ¿Sabe ella a cuantas familias les doy trabajo? ni me conoce, uno escucha las cosas que dice de los concesionarios como si conociera a todos y cada uno de nosotros. Vergüenza le debería dar por el trato que nos da, como si fuéramos delincuentes. Es una pena tener que escuchar al Sr. Mendia decir, “el que no empiece a construir le decretamos la caducidad de la concesión”. ¿Sabe el Sr. Mendia la situación de cada concesionario, acaso se preocupó por escucharlos? ¿O solo le importa lo mismo que a Yeza? ¡La foto! 

Señores funcionarios, no todos somos iguales, deberían haber escuchado las propuestas que teníamos. De lo único que vengo escuchando de Enero a la fecha es “hacelo o andate”. No se gobierna así, a base de prepotencia, sépanlo. Se gobierna con dialogo, consenso, y comprensión. En mi caso particular no llego con el total del capital para la obra, hice una propuesta para hacer baños, administración y Decks en el lugar nuevo que se indicó y completar el resto en 2017, sin respuesta al día de la fecha. De ninguna manera puedo caer en un prestamista para terminar una obra, toda vez que  hace una semana el Banco Provincia (luego de 20 años de cliente) te informa que no te otorga un crédito. Muchas situaciones que no pensaba que iban a ocurrir, ocurrieron. Nunca pensé que luego de más de 25 años en la playa, con honestidad y cumplimiento, un gobierno que asumió hace 5 meses me diga “andate”. ¿Con que criterio me juzgan? ¿Acaso no les importan las personas, las familias? ¿O solo ven el negocio, la foto política, el marketing? ¿Disfrutan el poner a las personas contra la espada y la pared? Hay colegas que tienen dos balneario, uno en el sur y otro en el norte, ellos también tenían la misma información, de Cariló hasta San Javier se hace durante 2016, el resto en 2017. Se encuentran que deben ahora hacer los dos a la vez, que yo sepa nadie es tan millonario como para hacer dos a la vez, salvo que tengas un corralón de materiales propio y maquinaria propia. ¿Se entiende?

Cuando en el H.C.D se le informó que el espíritu de la Ordenanza 4442/14 era hacer las obras en 3 etapas, que el propio OPDS recomendaba las obras así, el Ejecutivo, por intermedio de sus representantes dijo: “si puede ser, pero nosotros interpretamos así, si te gusta bien sino también”, y me pregunto: ¿Se puede dialogar así? A esta altura del partido creo que no.

Tal vez llegó el momento de bajar los brazos, porque uno se cansa de nadar contra la corriente, y termina en la triste conclusión de que sencillamente a nadie le importa lo que te pasa, ni como pinamarense, ni como ciudadano. 

Públicamente digo: la presión que el ejecutivo ejerce sobre ciertos concesionarios es injusta, se mezclan políticas, todos saben que mi hermano es concejal, pero siempre fue honesto, jamás tomo una decisión en mi favor, es más  se abstuvo de votar temas de playa cuando así se requería. Tengo que escuchar al Sr. Yeza decir cosas que no son, mentiras y calumnias, escudado en facebook, twitter. A veces me pregunto: ¿Este Sr. sabe que Pinamar no es suyo? ¿O estamos ante un nuevo Altieri?
No sé si este verano me encontraré al frente de mi fuente de trabajo, porque tal vez termine dejándolo ante las presiones del Ejecutivo, falta de ayuda financiera, falta de dialogo, falta de colaboración, y muchas cosas más, pero lo que si sé que al final del camino el cambio, no es tal cambio, al menos a nivel local.

Señores medios como María Adelina Mercuri, Tito Bausela, ojalá lean mi nota. Como pinamarense de toda la vida muy triste. Alguien me dijo no se valora “la empresa familiar”, y creo que tiene razón. Mi esfuerzo, mi trabajo, es a base del apoyo familiar, de la empresa familiar, la contemplación para los que somos una empresa familiar, nunca estuvo.

Maria Laura Viotti
DNI 25.556.929

2 comentarios:

  1. Las licitaciones (o nuevos canones de playa) Por cuanto tiempo serían?...

    ResponderEliminar